Imagen prueba header

rocio

Bendición de la Virgen

 

bendicion-virgenFinalmente, y siendo Hermano Mayor Antonio Delgado, la hermandad recibía como regalo de varios hermanos la imágen de la Virgen, obra del imaginero sevillano Antonio J. Dubé de Luque, y aceptaba la responsabilidad de custodiarla y mantenerla expuesta al culto en la sede canónica de la hermandad.

La ceremonia de la bendición estuvo presidida por el entonces Obispo de Almería, Monseñor Rosendo Alvarez Gastón, quien ya conocía de la devoción rociera pues, no en vano, había sido párroco de Almonte y Capellán del Rocío en la primera mitad de la década de los ochenta del siglo XX. Junto a él, el consiliario de la Hermandad, Don Esteban Belmonte, y como testigos cientos de rocieros almerienses.

La imagen de la Virgen del Rocío se encontraba bellamente engalanada con flores y situada en el lado de la epístola del Altar Mayor de San Pedro, lugar que habitualmente ocupan las imágenes titulares de las hermandades que radican en la iglesia durante sus cultos. Lucía las ropas confeccionadas para la Señora así como las joyas, réplica también de las originales, obra del orfebre sevillano Manuel de los Ríos.

Fue un día grande para los rocieros almerienses. Desde aquel cinco de mayo, la imagen de la Virgen del Rocío recibe la visita anónima de los rocieros almerienses y de cientos de devotos que acuden a ofrecer sus plegarias a la Reina de las Marismas.

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information