Imagen prueba header

rocio

La Casa en Almería

 

casaalmeria1El primer local fue se consiguió gracias a la colaboración desinteresada de Luis Sierra, suegro del fundador de la hermandad, que cedió el mismo para que la asociación que acababa de nacer tuviera un local desde el que trabajar. En aquella casa, que constaba de un salón principal de alrededor de 40 metros, un pequeño aseo y una habitación que hacía las veces de despacho, la hermandad pasó los primeros meses de su historia; Desde finales de 1983 hasta mediados de 1985. En el salón se había levantado una barra y, cada fin de semana, se abría a modo de pequeño bar donde las tapas las preparaban los propios hermanos en sus casas. Era el mismo local en el que el coro realizaba sus primeros ensayos y donde la hermandad ofreció las primeras clases de sevillanas.

En 1985 la Hermandad del Rocío se trasladaba a su actual domicilio social, los bajos de una casa antigua en el centro de Almería que, anteriormente, habían sido una posada o venta y que reunía las características necesarias para las demandas de una hermandad que crecía en número de hermanos.


casaalmeria2Fueron los propios hermanos de Almería los que, con su trabajo, realizaron las obras de reforma y acondicionamiento necesarias para adecentar la posada y convertirla en la Casa Hermandad que es hoy. Tenía una amplia entrada y un pequeño pasillo en el que se encontraban dos pequeñas alacenas y una habitación. de ahí se pasaba al salón principal y, desde éste, al patio en el que se encontraban los aseos.

Durante muchos años las pequeñas alacenas sirvieron de despensa para guardar las viandas de la barra, que se sigue abriendo cada fin de semana, y la habitación era el despacho en el que se concentraba toda la vida administrativa de la hermandad. Aparte de la barra que, durante algunos años, había en la entrada de la casa, los rocieros almerienses levantaron otra en el patio para sacarle partido en los calurosos meses de la primavera y el verano almeriense.

 

casaalmeria3Debido al crecimiento de la hermandad, de su vida administrativa y de su número de hermanos, se vio conveniente realizar unas obras de adecuación cerrando el patio y ganándole unos metros para poder hacer una nueva despensa.

Con el patio cerrado y unido al salón, éste ha doblado su tamaño y da una sensación de amplitud mayor a la que la casa ofrecía anteriormente. Las antiguas alacenas se unieron creando una sola habitación en la que se encuentra la tesorería de la hermandad, liberando así un poco el despacho principal que queda para el Hermano Mayor, Secretaría y Relaciones Públicas. La entrada de la casa se ha habilitado como zona de fumadores quedando de esta manera una casa hermandad grande y abierta a todos sus hermanos.

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information