Imagen prueba header

rocio

Bendición del Simpecado

cartel-bendicion-simpecado La elección de la fecha para la bendición del Simpecado no fue fruto de la casualidad. La Candelaria era el momento perfecto para que la Luz del Espíritu Santo quedara siempre brillante en el Simpecado almeriense.

Alrededor de las once y media de la mañana los hermanos de la Asociación rociera de Almería salían en procesión desde su casa Hermandad de la calle Juan Lirola escoltando al simpecado y cantando sevillanas mientras se dirigían a su Sede Canónica, San Pedro, para asistir a la solemne misa. Entre las rocieras almerienses se podían contar a muchas mujeres ataviadas con la clásica mantilla española.

Al llegar a la Iglesia de San Pedro la emoción se disparaba pues el templo volvía a aparecer atestado de gente que quería ser testigo de aquel evento. Y, como muestra del cariño que se profesan todas las hermandades rocieras, en esta importante ocasión fue la Hermandad de Málaga la que se desplazó hasta nuestra ciudad para ser madrina de la bendición mientras que su coro era el encargado de poner la música en la celebración.

bendicion-simpecadoLa misa estuvo concelebrada por el consiliario de la Hermandad, D. Eduardo Navarro López, y por el Canónigo Archivero de la S.A.I. Catedral de Almería y Delegado Diocesano para las hermandades D. Juan López Martín (q.e.p.d.). Ambos sacerdotes revistieron de una especial relevancia el acto de la solemne bendición del Simpecado y felicitaron posteriormente a los rocieros almerienses por su seriedad y sus fuertes convicciones marianas. La asociación rociera almeriense continuaba regando la semilla rociera y ésta estaba germinando y dando sus primeros frutos.

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information