Imagen prueba header

rocio

I Homenaje Rociero

 

homenaje-rociero1De esta manera la hermandad de Almería se puso manos a la obra y, tras invitar a las hermandades de Almonte y del resto de capitales andaluzas, organizó las infraestructuras necesarias para acoger a los asistentes así como el calendario de actividades a celebrar con motivo de este encuentro rociero.

El viernes cinco de Diciembre llegaban a Almería las primeras hermandades, mientras que otras terminarían de hacerlo el sábado seis a primera hora de la mañana. Acudieron todas las capitales andaluzas menos Cordoba, quien justificó su ausencia y propuso que en representación de la provincia de los Califas acudiera la Hermandad de Puente Genil. Así mismo, la Hermandad Matriz de Almonte también acudió al evento mostrando con su presencia el apoyo a la iniciativa y, por supuesto, a la joven Hermandad de Almería.


homenaje-rociero2El calendario de actividades dio comienzo el sábado seis de diciembre con una misa celebrada en la S.A.I. Catedral de Almería a las seis de la tarde. Previamente, los coros se habían concentrado en la Plaza de la Catedral ofreciendo una estampa desconocida en Almería mientras que afinaban sus voces antes de entrar al Primer Templo de la Diócesis almeriense, en donde se situaron en la girola que recorre el Altar Mayor. Cada coro interpretó uno de los temas que corresponden a la celebración de la Eucaristía y, finalmente, la salve fue entonada por todos los coros al unísomo que estuvieron dirigidos por el director del coro de la Hermandad de Almería, Juan Muñoz.

La celebración estuvo presidida por el entonces Obispo de Almería, Mons. Manuel Casares Hervás (q.e.p.d.), y concelebrada por el Consiliario de la hermandad almeriense, Eduardo Navarro López, y otros sacerdotes. Así mismo los Hermanos Mayores de las nueve hermandades participantes se situaron en el Altar Mayor de la Catedral Almeriense. El aspecto que ofrecía el interior del templo era espectacular, cientos de personas llegadas desde toda Andalucía abarrotaban los centenarios muros catedralicios.


homenaje-rociero3Al finalizar la Santa Misa, las hermandades abandonaron la catedral y se dirigieron en procesión por las calles de Almería hacia la Casa de la Juventud, en donde el Ayuntamiento almeriense había preparado una recepción de bienvenida. En un salón de actos totalmente abarrotado de rocieros, el alcalde de la ciudad primero, seguido del Hermano Mayor de la Hermandad de Almería y del Presidente de la Hermandad Matriz, se dirigieron a los asistentes para darles la bienvenida y ensalzar la devoción rociera como camino incuestionable hacia Jesucristo y su Santísima Madre.

Al finalizar las alocuciones, el grupo de Coros y Danzas de la ciudad de Almería ofreció una actuación a los asistentes poniendo así punto y final a las actividades de la primera jornada del homenaje a la Inmaculada.

El domingo se celebraba el segundo acto de este encuentro, más social y cultural que la Santa Misa del sábado pero, a la vez, cargado de devoción como se puso de manifiesto en cada una de las letras de los temas que los coros iban a interpretar sobre las tablas del escenario del Teatro Cervantes de la capital almeriense.


homenaje-rociero5Por orden de antigüedad, abriendo el certamen el coro de la hermandad Matriz de Almonte, cada uno de los nueve coros interpretaron tres temas en los que se intercalaron sevillanas, plegarias y salves a la Virgen del Rocío. De los temas que se escucharon en el Cervantes cabe destacar que la Hermandad de Sevilla - El Salvador estrenó en Almería su célebre "Yo me pongo mi sombrero" y que la Hermandad de Málaga puso en pie al patio de butacas cuando se escuchó aquello de "Málaga viene a decirte / estoy contigo Almería". Así mismo, hay que recordar que el coro de la Hermandad Matriz de Almonte volvió a actuar, cerrando el certamen, poniendo un broche de oro a la fiesta que se vivía en el interior del teatro.

Al finalizar el certamen, que estuvo brillantemente presentado por Diego Gómez, entonces Hermano Mayor de la Hermandad de Málaga, el Hermano Mayor de la Hermandad almeriense, Angel Sáez, hizo entrega de una placa conmemorativa del Primer Homenaje Rociero a la Inmaculada a todos y cada uno de los Hermanos Mayores de las hermandades que acudieron al evento.

Finalmente la hermandad de Almería tenía organizada una gran convivencia en el patio de la antigua escuela de formación Profesional "Alhamilla", en donde los cientos de rocieros llegados hasta Almería tuvieron la oportunidad de compartir una jornada de hermandad antes de emprender el viaje de regreso a sus respectivas ciudades de origen.

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information